Hoy, dos trabajos fueron reconocidos con el Premio Nobel, y los dos tuvieron que ver con una evolución dirigida o manipulada: la primera fue Frances Arnold, reconocida por inventar la evolución dirigida de enzimas, mientras que George Smith y Gregory Winter también recibieron el máximo galardón por hacer lo propio usando bacterias para proteínas a la orden.

Por qué la evolución dirigida ganó el Premio Nobel de Química

La importancia de los avances que obtuvieron el máximo premio: la evolución de las enzimas (para biocombustibles) y la de los anticuerpos (para mejores medicamentos)

Las reacciones químicas ocurren alrededor de nosotros todo el tiempo: la fotosíntesis, el óxido en el metal, la mezcla del detergente con el agua para lavar nuestra ropa, el polvo de hornear para hacer “crecer” a nuestras tortas, nuestra propia respiración, el humo del tabaco, el potente color de las luces de neón, etc, aunque algunas veces pasan desapercibidas. En estas tomas hechas por Beautiful Chemistry, sin embargo, no podrás evitar apreciar la química en todo su esplendor.

Química a alta velocidad

Cuando las reacciones químicas se vuelven obras de arte