Una de las mayores limitaciones del realismo de la realidad virtual es que en la mayoría de los casos el usuario debe mover el controlador para participar en ella; los movimientos naturales del cuerpo son restringidos o inexistentes. Los usuarios permanecen sentados para jugar, lo que genera una discrepancia abismal entre el realismo esperado y la realidad virtual. Adicionalmente, dicha discrepancia puede ocasionar mareos por movimiento.

Con este aparato podrás correr y saltar en la realidad virtual