El Ministerio de defensa de EE.UU. ha anunciado un concurso en el que se revisarán propuestas para el desarrollo de nuevos proyectiles de material biodegradable que además lleven consigo raíces de plantas. Se piensa trabajar con granadas de calibre de 40 milímetros, morteros de 60, 81 y 120 milímetros y también proyectiles de artillería de 120 y 155 milímetros. Las nuevas municiones van a sustituir a las tradicionales y se utilizarán en todos los polígonos de militares estadounidenses sin excepción.

Estados Unidos quiere que sus balas se conviertan en plantas